jueves, 7 de julio de 2011

Detrás de la puerta que cerramos


Aprendí a apreciar también los espacios grises, después de vivir por los blancos, jugando a la soledad, encontré la mezcla exacta del negro. Me abriste un nuevo camino y tras cerrar aquella puerta que un día abrimos, hallé mi mundo de tonalidades, y de par en par, puertas antes escondidas me enseñaron a vivir. Me enseñaron a sentir, me presentaron a mi nuevo yo. Yo después de ti.

2 comentarios: