martes, 7 de diciembre de 2010

Desde el espejo retrovisor

Por mi espejo retrovisor te vi mientras cambiabas de rumbo, a tu felicidad. Porque yo ya no lo era y tal vez nunca lo fui. Porque descubriste un futuro mejor, sin mí. Y quién sabe, algún día, yo también.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Mi cama


Es un mundo más allá de lo que creí posible, tener que sentarme sola en el sofá. Los amigos ya no son consuelo, el chocolate o las fiestas hasta la madrugada. Porque ayer fue y hoy no queda nada, ni tiempo para asimilarlo, ni ganas de olvidarlo. Confusión, dolor y confusión de un corazón esparcido en mil pedazos bajo mi cama ya cansada de llorar.
Quisiera que fuera tan simple como:
pon tu mano junto a la mía y
volvamos a comenzar

sábado, 4 de diciembre de 2010

Debo aprender a vivir, de nuevo, en la misma vida.
Que ya no es la misma.
Que se fue y me dejó viviendo sola.
Impotencia, de la incomprensión.
Mis ganas de quererte hasta el final.
Y de nuevo, impotencia.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Tengo


Tengo una corazonada y un par de dudas, tres motivos y cuatro respuestas. Tengo mil razones para amarte y otra más por si quedan dudas. Tengo problemas para hablar y ganas de dejar de escuchar. Tu foto en mi pared y cuatro rosas que guardo desde mayo. Tengo recuerdos de un futuro contigo y miedo del pasado sin ti. Memorias de un amor eterno que quizá no dejemos ser. Tengo un dolor que late y late, un corazón que duele y duele. Tengo una corazonada por nosotros, un par de dudas por mí, tres motivos para continuar y cuatro respuestas a tus preguntas.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Mientras duró


pasar de amistad a amor

dejar un sentimiento hermoso por otro de cuentos de hada

arriesgarlo todo por un viaje desconocido

que acaba cuando encuentra su final

que vale la pena, la vida entera

y mientras dure.



lunes, 22 de noviembre de 2010

Frío bajo el sol


Llegó el frío a mi primavera, las hojas secas que caen de los árboles y la nube gris que cubre el cielo. Llegó lo inevitable de las cuatro estaciones del año, la lluvia que cubrió el arco iris y cayó del cielo. Como tú caíste en mi camino y cubriste el frío con un dedo. Llegaste con mi primavera y con ella te marchas. Ahora, frío bajo el sol de noviembre.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Amor a primera vista

Amor a primera vista,
tus labios y los míos.
Por fin como uno.

Mi primera vista al amor,
mis labios y los tuyos.
Finalmente juntos.

Mariposas en el estómago,
tus manos y las mías,
el amor de nuestros labios.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Somos

No son tus palabras sino tu mirada.
No es tu mirada sino tus besos.
No son tus besos, más bien tus caricias.
No son tus caricias, más bien tus abrazos.
No son tus abrazos, es tu compañía.
No es tu compañía, es tu vida y la mía.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Junto a mí


Pusiste tu café junto al mío, acercaste tu asiento y me miraste fijamente a los ojos. Y yo lo supe, siempre lo había sabido. Tu mirada bajó lentamente, buscando refugio en mis labios entreabiertos. Pero yo enmudecí, suspiré, contuve la respiración. Tú tampoco dijiste nada, y te acercaste. Claro que te acercaste. Tú buscabas cariño en mis labios cerrados. Pero yo permanecí inmóvil, suspiré, contuve la respiración. Tú tampoco dijiste nada, y me besaste. Claro que me besaste.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Fidelidad

Ícono de un romance,
búsqueda de una confianza.
Nuestros secretos oscuros,
de respetos turbios.
Tu amor en llamas,
y mi corazón estalla.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Extraños

la centinela que alumbra tu amor
se jacta de quererme más que tú
más que yo en medio de la soledad
de mis noches extrañas a tu amor

sábado, 30 de octubre de 2010

Tapar el sol con un dedo


Yo tapé el sol con un dedo,
tapé el cielo entero.
Tú me cubriste con tus manos,
me diste más que razones.
Un sol,
una corazonada.


miércoles, 27 de octubre de 2010

No es lo mismo


No es lo mismo tener callos en las manos que callos en el corazón, no es lo mismo.
Tampoco es lo mismo correr hacia ti que esperar sentada, muy sentada, tu llegada.

No es lo mismo mirarte mientras duermes que verte en sueños, no es lo mismo.
Tampoco es lo mismo desear tus manos que desear, desear de verdad, tu caminar.


A mi lado.

domingo, 24 de octubre de 2010

Tierno


Contra mis altos instintos atenté al besarte tiernamente,

consciente de lo que hacía no dudé.

Seguí tus movimientos uno por uno y los hice míos,

como cada latido de tu corazón.

Que palpitaba veloz y me llamaba de amor mío,

oh y yo sí que te amé.

Como ayer y hoy, te amé como mañana,

al besarte

Una y otra vez.

jueves, 21 de octubre de 2010

Tu mirada


Sobre el sol de tu mirada yo me consumí en imágenes coloridas,

me sumergí bajo la dulce melodía de tus labios rojos,

entre tus palabras inciertas y la sal de tu lengua,

me escondí entre tus brazos y nunca salí.

Sobre el sol de tu mirada yo me consumí,

sumergida en ti.

lunes, 18 de octubre de 2010

Laura Pausini ft James Blunt Primavera Anticipada

Saliendo un poco de la rutina. El video de la canción que inspiró muchas entradas de este blog. A su lado, en las cuatro estaciones de verano, yo vivo nuestra primavera.

sábado, 16 de octubre de 2010

Emigrante

Emigré de mi corazón al tuyo y construí mi nueva morada dentro de un mundo lleno de sensaciones fuera de lo imaginable.

- Te amo
- Y yo a ti

Aterricé entre árboles azules y celestes que daban frutos de inteligencia y sabiduría, jamás imaginé que podrían ser tantos, tan grandes, en solo veintiún años.

- Tengo miedo
- No tienes que hacer lo que los demás esperan que hagas, sé
tú misma.

Seguí mi camino por montañas cubiertas con alfombras verdes de gras perfectamente cortado, llenas de esperanza por el futuro y la vida.

- ¿Qué quieres ser cuando seas grande?
- Un hombre feliz

Tras cruzar las montañas, encontré un lago naranja, me zambullí y ahí vi tus más lindos recuerdos, tus ganas de vivir, tu ternura, y buseaba en medio de la paz de tu corazón.

- ¿Te acuerdas qué pasó hace siete meses?
- Te besé por primera vez.

Mi recorrido continuó hasta encontrar un pozo muy profundo, y al ver su interior, estaban todos los malos recuerdos, de fracasos y traiciones de amigos queridos, estaban escondidos en lo más profundo de tu corazón porque nunca más los recordarías, los habías tirado al pozo y no los ibas a recoger nunca más, sabías perdonar y olvidar, y me sorprendí.

- ¿Me perdonas?
- Ya lo olvidé

Seguí andando por los caminos de tu corazón y vi una casa, linda, hermosa, gigante, una mansión roja cubierta de rosas, que tenía una puerta enorme de tulipanes en la que estaba grabada la frase "Este es tu espacio en mi corazón".

- Eres mi princesa
- Y tú mi príncipe azul

Habías guardado un espacio bajo candado para mí que nadie más vería, un lugar especial dentro de ti para mí, mi nuevo hogar y escondite perfecto.

- ¿Qué quieres hacer esta noche?
- Descansar en tus brazos de sol

miércoles, 13 de octubre de 2010

Pretender lo imposible


Fuimos por una tarde, un par de horas que atrasaron el almuerzo y postergaron lo inevitable de tu carácter. Fui tu centro de atención hasta que me tuviste por completo. Pretendí ser fuerte, ser como tú y que no me importe nada más allá de mí. Pretendí ser como tú y fallé. Fallé en el desinterés. Porque fuimos y me importó. Quedó dentro, dentro, ni tu indiferencia lo borra. Ni tus ganas de pretender que nunca sucedió. Que ahora puedes ignorarme. Pretender que no fuimos. Y no seremos. Pretendes y pretendo, que no fuimos y quizá podremos ser.

lunes, 11 de octubre de 2010

Sin compromisos

Desde lo lejos llamaban la atención. No es lo más común ver una chica tan linda junto a un chico tan simpático. Juntos robaban miradas en la playa y por el parque, de día y de noche. Juntos la pasaban bien, mejor.
- ¿Quieres ir a otro lado? – propuso él
- Por qué no

Conversaban y se echaban a mirar el techo estrellado mientras escuchaban música seleccionada por él, de su preferida. Todo daba vueltas alrededor, incluso las ideas en su cabeza, más confusa que nunca.
- Yo no quiero nada serio – dijo él
- Quién dijo que yo sí

No conocían sus apellidos ni historias, tampoco anécdotas infantiles o color de pelo original. Se divertían con las pequeñas trivialidades del día a día, sus aficiones, el arte moderno y la inmensa creatividad que tenían para crear obras de todo tipo.
- ¿Qué te parece esta foto? – preguntó él
- Eres un excelente fotógrafo

Ella no quería un amor, quería una pasión adolescente, una relación seria sin compromisos. Y quién sabía lo que él quería, solo él. Qué más daba, si la pasaban bien juntos, si podían reír sin conocerse más allá.
- ¿Acaso no lo quieres? – insinuó él

Y el silencio habló por sí solo. Él obtuvo su respuesta y ella placer. Placer y nada más. Bajo el techo estrellado y con la música de él. Sus cuerpos juntos, sin compromiso, al anochecer. Sabor a culpa y sudor. Terminó sin más.
- Nos vemos luego - se despidió él
- Adiós.
Y fin.

domingo, 10 de octubre de 2010

Ayúdame


Caíste frente a mí y todo sucedió en cámara lenta. Frente a mis ojos y tan rápido. Quise ayudarte y me dijiste que todo estaría bien. Me consolaste mientras tú necesitabas consuelo. Me diste paz. Yo inmóvil y sin saber qué hacer. Me enseñaste a ayudarte. No te preocupes, solo no me sueltes. Me dijiste. No te solté, nunca lo hice. Nunca lo haré. Aunque ya te hayas levantado.

viernes, 8 de octubre de 2010

Algo más contigo


Con razón dicen que la amistad entre un hombre y una mujer... no existe.

Tú eras mi mejor amigo.

Y yo... yo me enamoré.

Me enamoré de mi mejor amigo y él de mí.

Y ahora somos algo... algo más.

Porque aquella noche me besaste y yo a ti.

Y Supimos que.... seríamos.

Mucho más.

martes, 5 de octubre de 2010

Señal satelital


Mi corazón tiene señal satelital y capta tus emisiones donde quiera que estés. Es una onda generadora de calor que sale de mi cuerpo y llega al tuyo. Para mantenerte cerca aunque no lo estés. Para mantenerme muy cerca aunque no lo esté. Para decirte que te quiero, una y otra vez.

domingo, 3 de octubre de 2010

Mi candidato


Me aproximé a la urna y voté por la cara más bonita, por las iniciales más familiares. Mi elegido no había dicho mucho, tan solo lo necesario para convencerme de que era él y nadie más. Por su linda sonrisa y suaves manos, por sus ideas y su manera de quererme, yo lo elegí.

viernes, 1 de octubre de 2010

Roma



Todos los caminos llevan a Roma y a tu corazón.

Y hoy no existen motivos para amarte.

Mil y un motivos para querete

Porque el camino

Me lleva

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Gasolina


Dicen que el amor es como la gasolina de la vida, cuesta caro, se acaba rápido y puede ser reemplazado por alcohol. Si es así, yo quiero mi tanque lleno. Lleno de tu amor. Por siempre.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Ese


Todavía queda en mis labios el rezago de aquél primer beso. Y cuántos más ya me habías robado, pero ese, ese dio inicio a mis días bajo una eterna primavera.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Pan con mantequilla



Eres como el pan con mantequilla, el commodity más básico y preciado. El mismo que se prepara a las cuatro de la mañana. A mi casa llega a las seis y cincuenta, cuando estoy saliendo para encontrarme contigo. Eres el pan con mantequilla. El que se come en el lonche de media tarde, los domingos por la noche y lunes por la mañana. Mi commodity más básico y preciado, mi primer pensamiento del día y el último antes de empezar a soñar, combinas con todo y mi todo te quiere, con todo. Mi pan con mantequilla, de lunes a domingo.

sábado, 25 de septiembre de 2010

¿Nos estaremos quedando ciegas?


Dicen que las mujeres se sienten atraidas por hombres muy similares a sus papás. Aunque la imagen que tengan de él no sea la mejor - no todas sabemos elegir tan bien a nuestra pareja -. Hoy vi esta película Wall Street Money Never Sleeps y la chica principal tenía un enorme resentimiento por su papá, el cual había estado en la cárcel durante ocho años por fraudes financieros. Esta estaba comprometida con un chico que trabajaba 24/7 en Wall Street, codicioso y amante del dinero. Y constantemente le repetía - con cierta repugnancia - "Eres un hombre de Wall Street, igual que mi papá". Curioso que se vaya a casar con él, ¿No? Más curiosa me parece que es la psicología femenina. ¿Por qué siempre buscamos a un hombre igual a nuestro papá? Aún más curioso ¿Por qué nos enamoramos del hombre que tiene el único defecto que aborrecemos de nuestro padre? Mucho más curioso ¿Por qué nos enamoramos de la fotocopia de nuestro padre hace treinta años si siempre le decimos a nuestras madres "mamá, ¿qué le viste a mi papá?"? ¡Yo no sé! Pero me gustaría saberlo.


Mi padre es un hombre de negocios - estoy orgullosa de ser su hija - y el hombre al que amo vive metido en páginas web como Bloomberg, Semana Financiera, The Economist, Bolsa de Valores de Lima, entre otras cosas muy aburridas. Y , odio las finanzas. Pero amo a alguien que las ama. Y les aseguro, no soy la única. ¿O sí?


¡Ah! Lo que pasa es que el amor es ciego.

viernes, 24 de septiembre de 2010

El juego del amor

Es un juego de tira y afloja, y el que se queda con la cuerda, pierde. Pierde también el que la deja ir. La cuerda debe permanecer entre ambos jugadores. Esta no tiene medida fija, corta o larga, depende de los gustos de los jugadores. Es un juego de a dos. Un hombre y una mujer, dos hombres o dos mujeres, depende de las preferencias de los jugadores. Y aunque suene sencillo, este juego se convierte en un arte, el arte de tirar y aflojar la cuerda del amor, de no darse por completo si la otra parte no lo hace también, de contradecir cuando sea necesario y soltar un poco cuando las circunstancias lo ameriten. Se recomienda no jalar mucho o la cuerda se podrá romper. Se aconseja no soltar demasiado o la cuerda se acabará. Se advierte, este juego duele como nada cuando se pone difícil, pero es en esos momentos en que ninguna de las partes debe soltar la cuerda, permanezcan firmes y aprenderán nuevas tácticas de juego. Cuando pasa, todo vuelve a la normalidad y la experiencia adquirida da un aporte de mejora. Finalmente, si una parte desea abandonar el juego, hágalo, no espere a que el otro jugador se dé cuenta de su plan o lo haga primero. Lea bien las instrucciones antes de jugar y ¡buena suerte!

martes, 21 de septiembre de 2010

Sin Nombre

Contener durante cinco horas un nudo en la garganta, cada minuto más doloroso, llegar a casa e ir de frente a la ducha, y mientras tus lágrimas se disuelven con el agua, rogar para que el dolor se vaya por las tuberías junto a la mugre de tu cuerpo.

viernes, 17 de septiembre de 2010

-XVII-

Seis meses atrás

mi corazón se disparó

fuera de mi control

mientras mis manos, inmóviles

tu respiración tan cerca

y yo sin tener adónde ir

sin escapatoria, nerviosa

tranquila con la cercanía

de nuestros labios

tu labio tan cerca

al mío que lo esperaba

y deseaba que no fuera

otro encuentro fugaz

tan solo el inicio

de lo que sería un amor

sin fronteras ni barreras

solo un amor, amor, amor.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Los muros de mi corazón

Derribé los muros de mi corazón por ti
para que entren nuestras historias
y todo tu amor.

Sí, yo derribé los muros de mi corazón
que se ensanchó con nuestro primer beso
y hoy ya me quedaba pequeño.

Derribé los muros de mi corazón por ti
los miedos que lo costruían
y los paradigmas que lo edificaban.

Sí, yo derribé los muros de mi corazón
que ya me quedaba pequeño al verte
y hoy decidió crecer por ti.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Invitación

Te invité a compartir mis sueños y alegrías, mis pensamientos más profundos y compartirlos solo contigo, mis esperanzas de vida eterna, mi fe en el amor y el amor verdadero por ti. Te invité a vivir mis días desde mi punto de vista, mis ideas descabelladas y mi excéntrica forma de pensar. Te llamé a conocer mi yo, mi mente, mi corazón y mi cuerpo bajo la luz de las estrellas del mediodía. Te llamé de mi amor y me respondiste de igual manera, con el cariño que corresponde a dos almas enamoradas, presas de la intimidad. Y presa a ti, en toda mi libertad. Te invité a compartir la intesección de nuestras vidas en un punto del plano, ese que se convierte en una línea mientras pasan los años a tu lado. Te invité a no ser espectador de mis días y tú aceptaste entrar en ella. Entraste.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Palabras de amor

Qué fácil se me hace escribir ahora, que mis sentimientos son verdaderos y mi corazón arde de amor y ese amor a su vez de pasión que hierve a esta edad en mis venas y en todo mi cuerpo, de pies a cabeza, suelto burbujas por ti. Cuando escribir de amor, de ti, ya no está trillado, ni mil poemas o relatos podrían malgastar las palabras de cariño verdadero, personalizar lo que mi corazón ardiente no puede ni con toda la sangre de todo mi cuepo. Los días de querer lo que otras chicas perfectas tienen en las películas quedaron atrás y ahora vivo mi propia comedia romántica a tu lado, y si soy perfecta, no lo sé, pero así me haces sentir, con la inmensidad de mis defectos. Mi vida es otra y he vuelto a creer en el amor, en las mariposas y en el resto de cursilerías y cuentos románticos tan antiguos y perpetuos como las estrellas del cielo, esas que inspiraron grandes trovadores y que ahora lo hacen conmigo. Así te amo, en lo enredado de mis palabras encadenadas a mi corazón ardiente, en mis burbujas que suben al cielo y anuncian que te amo más allá de lo visible, desde acá donde sentir es vivir y vivir es una historia de amor.

Se fue

Por un instante me dejé convencer por sus ojos grandes y marrones que tanta confianza me inspiraron en un tiempo pasado de falsas risas y esperanzas. Por un pequeño momento creí en su mirada que se dirigía directamente a mis ojos también grandes y marrones, tan crédulos como antes mas con la cicatriz del dolor en sus pupilas. Fue tan solo por un diminuto lapso de tiempo que duró lo que otra de sus estridentes carcajadas llenas de remordimiento por secretos que esconden su verdadero proceder. Ese que algún día estuve cerca, muy cerca a conocer, ese que me alejó y estremeció mis entrañas. Por un instante creí, solo un segundo.

martes, 7 de septiembre de 2010

Tus cinco sentidos y yo

Soy un mar de contradicciones y el brillo de tus ojos,
soy una constelación de dudas y preguntas, y el sonido de tu respiración,
soy un desierto de problemas sin solución y el color rojo de tu labios dibujados,
soy una montaña de sentimientos y emociones, y la melodía que tus oidos quieren escuchar
soy una sábana de llantos y la suavidad de tu piel recién lavada
y soy yo mientras vivo en ti, en tus sentidos más discretos, elegantes, escondidos,
soy yo, en ti.

sábado, 4 de septiembre de 2010

¿Lo mismo de siempre?

No todo pasado fue mejor ni el futuro es totalmente incierto, pensó. Su menté voló a cuatro años atrás, cuando aún no lo conocía y en sus días faltaba un toque mágico de alegría. Y fue avanzando en los años, tres atrás y ya llevaban clases juntos, iban a la universidad en el mismo bus y se conocían cada semana más, tras largas conversaciones triviales, aprendieron a abrir sus pensamientos. Luego, hace dos años, empezaron las salidas, él a su casa y ella a la de él, el estudio, la diversión, las fiestas de la universidad, iban juntos pero se separaban adentro. La amistad es cuestión de conveniencia y temporalidad, decía él. Ella no estaba de acuerdo, la verdadera amistad dura una vida de desinterés y cariño. Con esas visiones, hace un año, ya eran los mejores amigos que el mundo jamás había conocido, según ella, tan romantica. Vienes a ver una película y luego salimos a tomar helado, le decía él, como pretendiendo innovar en sus planes. Es que no era necesario hacer algo muy diferente para encontrar diversión, uno al lado del otro. Juntos hacían lo mismo, todos los fines de semana, de invierno y verano, de risas y penas que los unían y fortalecían. Solo ellos se conocían así. Mi amor, ya llegué, dijo él. Y ella regresó a la realidad, en cuatro segundos había recorrido toda su historia y su sonrisa permanecía en el tiempo, al verlo y al acordarse de él, que ahí estaba, mirándola, sorprendido por su belleza. Ella sube a su carro y juntos van a hacer lo de siempre, conversar y reir, como desde hace tres años, cuatro meses, y como ayer por la noche. Porque el pasado sin él no fue mejor y el futuro está en sus abrazos.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Y sigo a la espera del cuatro

Uno, dos, tres, cuatro... desde aquí puedo contar tus latidos, acelerados, acelerándose más. Un amor entre dos corazones a las tres de la tarde y cuatro manos tocándose. Mientras tu latido se acelera y el mío, el mío ya no se escucha. Se escuchaba hacía cuatro minutos cuando todavía no eran las tres de la tarde y tus dos brazos no me rodeaban haciéndonos uno. Nos hacíamos uno y dos latidos sincronizados, dos respiraciones agitadas, agitándose más. Cuatro, tres, dos, uno... y tan rápido como vino, se fue. Mi latido se escucha y el tuyo se desacelera. Fuimos uno y aún lo somos. Y lo seremos, a las cuatro. Uno, dos, tres...

lunes, 30 de agosto de 2010

De cara a su hombro

Con la mejilla en su hombro, ella levantó la mirada y lo vio de ojos cerrados. Se habían quedado dormidos. Lo despertó con un beso y él sonrió. Se contaron sus sueños y bromearon sobre ellos, se divirtieron. A ella le fascina abrazarlo, sentir sus brazos y su pecho, tan musculoso, viril. Y eso hace, lo acaricia y él la mira sin entender el porqué de su fascinación por su cuerpo. Además de amarlo, ella se sentía atraída por él. Pero él era diferente, la miraba, la miraba mientras ella contaba sus miles de historias del pasado, la contemplaba fijamente y podía notar cada peca nueva en su cara, cada diferencia que había con el día anterior, cada gramo de más que había ganado. Y sin tocarla, él se enamoraba más de ella. Sorpresivamente, de pronto la jala y la pone encima de él, ella confía y se deja llevar. Están cara a cara y conversan más, de temas serios y triviales, de su amistad, de amor, dinero, familia, estudios y de todo lo que se les venía en mente. Cómodos en esa posición, cómodos el uno con el otro, como si alguien de arriba lo hubiera planeado, como si no existiese el destino y solo ellos dos en el mundo. Dentro de poco se tienen que despedir. Ella se echa en su hombro, acomoda su mejilla y se queda dormida. Tal vez así el tiempo pase más lento.

sábado, 28 de agosto de 2010

Nos dias como este

São nos dias como este, que eu volto meu olhar para trás e só consigo te ver. E pra diante, minha vida contigo. É hoje, é amanha, foi ontem. São meus dias num jardim de rosas vermelhas, numa constelação de brilhantes estrelas, no mistério das águas do mar que reflete a lua. São nos dias como este, que eu acordo e canto, que meu pé direito sempre vai por diante e os problemas já não o são mais. Mas você, você me cobre da tempestade, do frio do vento, do alto da mareia de madrugada. Você me cobre dos perigos, me da refugio nos teus braços, me veste do teu perfume, me aquece. É você. Você nos meus dias e meus dias com você, só seus.

martes, 24 de agosto de 2010

La era en la que vivo

Es la era del calentamiento global, del liberalismo social y económico, de la inmoralidad ya aceptada por los pueblos, de la globalización, de los nuevos idiomas, del relativismo y el racionalismo sin fe ni esperanza. Es la era de la promiscuidad, de las drogas y del alcoholismo en adolescentes, la era de crisis espiritual, de insomnio y pornografía en internet. La vil era del aborto legalizado y los matrimonios homosexuales, el narcotráfico y la discriminación racial. La era del miedo al terrorismo y al propio gobierno, de la mediocridad, del analfabetismo y pobreza extrema en países tercermundistas, de la indiferencia de la minoría millonaria, del resentimiento del pueblo que cree que vive en la injusticia. Es la era de la inmundicia del pecado que vive en las almas de personas que se creen felices. Y en medio de todo lo podrido del mundo, donde el amor se encuentra solo en el sexo y en todos lados, donde la confianza en el ser humano está perdida, en medio de eso, en esta era, yo me enamoré de ti. Y es mi era contigo, es la era de mi amor, del nuestro. Nuestra era.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Cada mañana (pienso en ti)

Como fuego atravesaste mi mirada, tan profundamente, tocando mi alma. Tu hielo, transparente, congelando mi corazón. Que ya no palpitaba. Y fue entonces cuando la vida dejó de ser una película en blanco y negro y los colores volvieron a mis pupilas y la luz iluminó mi piel y brilló en tu cara y mi vida, mi vida, por fin clara. Fue tu fuego, fue el hielo de tus manos en mi ombligo y mi corazón en llamas, que te llama y llama. Cada mañana.

lunes, 16 de agosto de 2010

Otro día se viste de gris

El día se vistió de gris. Y tus labios ya no hablan de mí. No cantan las melodías que antes solían repetir, dibujando pequeños ollos en tu mejilla. La soledad de tus almohadas por la madrugada anuncia que te hago falta. Y mientras suenan las campanas y una novia camina hacia al altar, sabemos que podríamos estar conversando como solíamos. Como solíamos cantar en dúo y a capela. El día se vistió de gris y es invierno en la ciudad en la que vivo, y por mi ventana veo cómo oscurece y yo sentada, sin hacer nada. Y así he de recordarte, mientras los días sigan grises y tú me hagas falta.

domingo, 8 de agosto de 2010

A su medida

Ella no lo eligió, lo mandaron a hacer a su medida. No eligió su color, contextura, tamaño, nacionalidad, defectos, peculiaridades, historia, nada. Llegó hecho y como nuevo, con ese olor de nunca antes usado, como cuero, como papel en blanco, plástico, ropa. Y aunque por mucho tiempo había pensado que le gustaría uno diferente, se enamoró al verlo, como hipnotizada. Era raro y perfecto, escaso, único. De su talla, a su medida, mandado a hacer. El mejor regalo que recibió. A los veinte años y todo en su vida como nuevo. Era él y era ella que ya no podía ser sin él.

jueves, 5 de agosto de 2010

Piedra angular

Sacaste la piedra angular de su corazón y todo en su vida se desmoronó. Lentamente fueron cayendo al suelo sus ideas de verdadero amor y leal amistad. Su fidelidad quebrantada y todo le faltaba. Pecho al aire y no tardó mucho en llegar el frío a sus pulmones, ya cansados de respirar. Arrastrando su alma por el piso, sollozaba mares de arrepentimiento y lágrimas de cocodrilo. Algún día alguien las creyó pero quien lo hacía ya no lo hace y quien lo hace, pronto no lo hará. Y de brazos cruzados anda, conocedora de su pérdida, sin ánimos de recuperarla. Engañada por la pestilencia del animal muerto disfrazado de flor de primavera. Duro pesar, su vida y caminar.

lunes, 2 de agosto de 2010

Música y color

Dos tambores retumbando a media noche
Dentro de una casa pintada de blanco
Por cuatro manos animadas tras la espera
Que se hizo eterna por la separación
De sus tambores retumbantes
Que ya hacen música juntos
Y componen bellas canciones
Mientras dan gracias a la melodía
Dentro de la casa blanca
Perfecta armonía

sábado, 31 de julio de 2010

Renacer

Renací en el momento en que tus dedos hicieron contacto con los míos mientras me distraías con una comedia romántica que ya habíamos visto juntos. Renací cuando de pronto me robaste un beso mientras me distraías con tu respiración tan cerca de mi rostro que ya te veía venir. Renací cuando empecé a escribir oraciones difíciles de analizar sintácticamente para una aprendiz como yo. Renací entre tus brazos aquella tarde que tú nunca tuviste la intención y yo nunca lo iba a permitir, que aunque lo niegues, dependía de mí. Renací en cada película, cada abrazo que me diste mientras me repetías cuánto me querías. Renací envuelta a tu piel siempre más caliente que la mía, mientras me distraías con poesías sin rima y melodías sin ritmo que decían lo que tus ojos ya me habían dicho aquella tarde. Renací en febrero y también un 17 de marzo, renací en abril y en mayo. Renací a tu lado.

domingo, 25 de julio de 2010

.

Dejaste tu pasado de lado
y en vez de avanzar,
retrocediste

Batalla

No es la batalla, es sentir la soledad dentro de ella
las lágrimas ya secas en su mejilla

No es la batalla, es el motivo que le da valor
su corazón vivo de nuevo

Nunca fue la batalla, sino su vida
antes sin motivo

sábado, 24 de julio de 2010

...

Con un adiós la dejó, en búsqueda de su destino que ya no era con ella. Y se preguntó
¿Puede que mi destino haya cambiado?
Ni en cien años.

Pero regresó, después de gran tiempo y por ella. Y le preguntó

¿Puede que tu destino haya cambiado y el mío no?
Sí, en seis meses.


Había conseguido a otro, que al amarla no la dejó. Ni se preguntó.

jueves, 22 de julio de 2010

Ella y los besos de él

Algunos no creen en el poder de los besos, que pueden detener el tiempo y hacer que el mundo deje de girar, que son mágicos y hacen milagros, aceleran el corazón, prolongan la vida, incrementan la felicidad, unen almas, congelan segundos y derriten corazones, corrigen errores, dan vida y quitan miedos, superan dificultades y sobrepasan fronteras. Besos que curan enfermedades, despeinan y desvisten el alma, calientes como el verano, románticos como la primavera, cuatro estaciones en uno solo, no aburren ni cansan, vienen sin avisar, avisan al llegar, llegan besando.
...Y si no creen, es que nunca han probado el beso del cielo que bajó en los labios de su amado. Así como ella lo probó, con él.

martes, 20 de julio de 2010

Mi carta

Escribí una carta que nunca te entregué. Te escribí lo que siento y que no me atrevo a decir. Será por cobardía o vergüenza, yo qué sé. Y te conté sobre mis sueños y todas mis pesadillas. Relaté el pesar de mis días bajo incertidumbre. Incluso hablé sobre mis grandes traumas y miedos. Secretos que solo podría confiar en ti y que ni contigo los pude confiar. Y ni bien estuvo terminada la carta, la rompí en cuatro pedazos. Ahora, mientras reviso sus restos, noto la sinceridad en ellos, las ganas de salir. Tal vez algún día te pueda contar lo que escribí, lo que algún día te quise confesar. Por mientras, viviré esclava de mi cobardía, cómplice de mi vergüenza. Que ni tú mereces ni yo merecí algún día vivir.

sábado, 17 de julio de 2010

Joven enamorada

Es la misma historia que se repite, de dos jóvenes enamorados que esperan vencer al mundo. Es el cuento ya trillado en que sus papás están en contra de su relación y que todo parece llevar a la única conclusión de que su amor es una locura, que no funcionará. La historia de siempre, el blah blah blah, ya sé lo que estás diciendo, papá. Son los mismos personajes, los dos jóvenes enamorados y el resto del mundo. Es el amor que nadie cree que puedan sentir el uno por el otro, que solo ellos conocen. Una utopía de a dos, un oasis, una guerra que tendrán que luchar juntos. La historia de siempre, ajá ajá ajá, ya sé qué quieres, mamá. Son los mismos lugares, las mismas situaciones, sus ojos, sus corazones unidos. Más que pasión, más que amistad, es eso y todo lo demás. Es la misma historia, de dos jóvenes enamorados que no descansan hasta vencer al mundo. Aquella en la que muchos fracasaron, en que pocos lo lograron. Y ella la lee, una y otra vez, intentando hallar la solución, la salida y la llegada a su amor. Analiza cada caso, cada expediente del pasado y se da cuenta de que el suyo es especial, ninguno es igual. ¿Qué hago? se pregunta noche tras noche mientras moja su almohada. Y llega a la misma conclusión, si quiere estar con su amado, la guerra deberá ser luchada y vencida, todos los días. Que sus papás, que los papás de él, sus amigos, los pensamientos, las ideologías, la economía, el mundo entero. Todos los días, por él, por ellos. Y empieza hoy ¡Qué gane el mejor!, durmió.

viernes, 16 de julio de 2010

P.E.

Creo firmemente en el punto de equilibrio que existe entre nosotros. Que ni todo es igual ni tanto es diferente. Y si me molestan las mismas cosas que ti te molestaron ayer, no es por mi falta de consecuencia. Y si me dejaran dormir, lo haría contigo hasta las tres de la tarde todos los días. Somos dormilones, ¿Y? Pero tú me obligas a hacer todas las cosas en el momento y yo planeo tu horario de estudios. Porque contigo mi rendimiento académico sube y veo más películas de las que vi en mis anteriores diecisiete años de vida. Porque para ti soy luz de la noche, una rosa, un perfume y un perfume de rosas. Soy romance, soy fidelidad. Lo que me falta, hoy lo encuentro en ti. Ves en mí lo que no hay en ti. Un beso, un abrazo es todo lo que necesito para saber que somos complemento perfecto en un mercado sin sustitutos. Que polos opuestos se atraen y los iguales se repelen, que no somos ni uno ni otro, que si algo aprendí estudiando es que existen los puntos de equilibrio, que el mío eres tú y el tuyo soy yo. Soy yo.

jueves, 15 de julio de 2010

MIEDO

qué miedo
tu pecho junto al mío
y mi cuerpo temblando
bajo el ritmo de tu latido
que ya es de ambos

miércoles, 14 de julio de 2010

Mi vida, yo no sé

En respuesta a tus preguntas, en estas palabras pongo mi corazón. En respuesta a tus preguntas, que llegan cada día de la misma manera y con los mismos signos de interrogación, mi respuesta solo es una: no sé. Y aunque suene vaga, esa es. No sé qué hacer, qué hago ni qué estoy haciendo. No sé en qué momento mi vida cambió, ni para bien ni para mal ni todo lo contrario. Tampoco sé en qué cambió, en qué es distinta, en qué ya no es igual. No sé si eres un sueño o lo que siempre soñé, si la vida que siempre quise vivir o la vida que vivo. Si es el sol o eres tú, si de pronto los horizontes tienen más colores o han sido los mismos desde que nací. No sé qué quiero si no es tu respirar, tu último suspiro de cada noche, tus ojos por las mañanas, al mediodía y a todas horas. Si es el cielo o tu pecho, el mar y el firmamento acostado. No sé cómo vivía sin ti y ya no sé cómo hacerlo. En respuesta a tus preguntas, complicadas y que buscan sinceridad, te muestro mi corazón que no sabe.

domingo, 11 de julio de 2010

entre tus brazos de sol

te llamo desde esta esquina en la que un día perdí la memoria
y la perdí en un día de invierno cuando el sol recién salía
recién salía el sol y yo ya pensaba en ti y en mí, en los dos
pensaba en los dos mientras tú hablabas a mi lado
por la derecha me cogías la mano y con la izquierda yo manejaba
y me dirigía a esta esquina en la que perdí la memoria
y la perdí un día de otoño cuando la luna aparecía
recién se veía la luna y yo ya te sentía junto a mí
podía verte mientras tú me hablabas de frente
mirándome me acariciabas la espalda mientras me llevabas
me dirigías a esta esquina en la que perdí la memoría
y la perdí un día como cualquier otro en el que me mirabas
y mirándome me dijiste que me querías para siempre
para siempre querías tenerme a tu lado
y en esta esquina en la que perdí la memoria

jueves, 8 de julio de 2010

Ser de ti

Ser del canto de tu corazón
de tus manos cuando me rozan
Ser grande, inmensa como el cielo
como el reflejo del sol en tu andar
Ser parte de tus días, de todas tus alegrías
de la habitación donde descansan tus besos
Ser un paseo por la orilla del mar
un pétalo de rosa en tu cajón
Ser la niña de tus ojos
la niña de tus ojos
Ser princesa de tu reino
y tú, el príncipe del mío.

lunes, 5 de julio de 2010

.

tu regalo de cumpleaños
se lo di a alguien más
y tus recuerdos
se fueron con sus brazos

domingo, 4 de julio de 2010

Solo una opción

Si de mí dependiera, el día de noche de viernes a domingo
Si de mí dependiera, domingos junto a ti tuviera
Si de mí dependiera, cuatro estaciones de primavera
Si de mí dependiera, mil primaveras junto a ti

Si por mí fuera, te besaría mi vida entera
Si por mí fuera, mi vida entera para ti
Si por mi fuera, día tras día a nuestra manera
Si por mí fuera, mil y un maneras para ti

Si de mí dependiera lo que fuere, uno más uno igual a uno
Si de mí dependiera lo que fuere, uno tú y yo
Si de mí dependiera lo que fuere, y mil opciones hubiere
Si de mí dependiera lo que fuere, hubiere solo una tú y yo

jueves, 1 de julio de 2010

Amarte entre lágrimas

Nadie me ha hecho llorar tanto como ese hombre, más de mil mares he llorado por él. Por más de cuarenta motivos diferentes, son más de cuarenta las razones que me han hecho llorar. Por él cuántas lágrimas no he derramado, millones de lágrimas he derramado en su nombre. Ese que me hace temblar al retumbar en mis tímpanos, que retumban al escucharlo.
Nadie, como él, valía mis llantos, que sin él carecían de sentido. Nadie, como él, me había hecho llorar de felicidad y amor, amor y felicidad que conocí con él. Más de cuarenta son los motivos que me hacen feliz al llorar por él y triste también si lo hago. Más de cuarenta millones serían los que necesitaría para querer dejar de hacerlo. Que llorar por él no es mi martirio, es sentirme viva y a su lado.

miércoles, 30 de junio de 2010

Hilo mío

Si mi vida tendiera de un hilo
y ese hilo fuera de tu suspiro
Si dejaras de suspirar un día
más nada de mí quedaría

Si mi vida tendiera de un hilo
y ese hilo a su vez de tu latido
Si tu corazón dejara de latir
no tendría razón para existir

Si mi vida tendiera de un hilo
y ese hilo del suspiro de tu latido
Si yo con ahínco te lo pidiera
¿te quedarías conmigo si quisiera?

martes, 29 de junio de 2010

Noventa lunas

Un beso no fue suficiente para él, que ya la quería desde hacía noventa lunas. Esas que al mirar, tenían su rostro, tan bello e inolvidable como su firmamento. Así fue en búsqueda del segundo beso, más difícil que el primero, igual de dulce. Ese que gusta mas no empalaga, que cada bocado deja el deseo de uno más. El tercer beso llegó poco después, porque no hay segunda sin tercera y la cuarta no tarda en llegar. La sensación de tenerla por fin, cerca y sin dudar, lo dejaba bajo la cálida agonía de querer volverla a ver, de escuchar su voz. Cuando más cerca la tenía era cuando más miedo tenía de perderla, de que le diga que ya no deseaba sus besos, de miel y pimienta. Eso nunca sucedió. Los días transcurrían y cada beso era como el primero, largo o corto, lo amaba igual. Y nunca lo imaginó, pero ella también moría por él, en silencio y sin hablar... desde hacía noventa lunas ya.

domingo, 27 de junio de 2010

Tu reflejo

El reflejo de tu cuerpo en mis ojos me delata
Como lo hacen mis labios cuando hablan de ti
Que sin mencionar tu nombre, anuncian que te amo
Si te amo más y sin decirlo
Mi cuerpo junto al tuyo habla mejor
Al sentir el más leve contacto
Grita desesperado y sin saber adónde ir
Que adonde voy es hacia ti
El descanso de mis piernas agitadas
El latir descansado de mi corazón agitado
Tu cuerpo reflejado en mis ojos delatados

jueves, 24 de junio de 2010

Volver a tu piel

Tras oler tu piel, el aroma a rosas es inodoro.
Mis otros sentidos se pierden.
La vida en blanco y negro.
Tierra arriba y techo abajo.
Que el chocolate negro, insípido.
Que mi piel, adicta a tu olor.
Difícil de olvidar.
Como uno más uno es dos.
Y dos aromas a ti.
Tras oler tu piel, la vida sin ella no es la misma.
Que no me la imagino sin ti.
Que sin ti no hay.
Sin sabores, sin colores, sin olores.
Y tu olor
Mi inspiración.
Tras oler tu piel, la vuelvo a oler.
Y a olerla
Vuelvo.

lunes, 21 de junio de 2010

¿Para qué vivir si no es con tu sonrisa en mis labios?

Más que un nudo en mi garganta, es una roca. Y así vivo el día, con esa piedra que hace de mi respiración la más difícil, que moja mis ojos y seca mi cuerpo. Así se vive sin ti, sin motivo aparente. Aparentemente vivo. Con mi duro respirar y lágrimas en los ojos. Aparentemente muero. Con mi pesado caminar y sudor en las manos. Más que profundo dolor, es un corazón roto.

Mi amado

El que ha amado conoce el olor a rosas. El sabor agrio que deja el corazón roto en mil pedazos bajo el paladar. Ha visto el cielo y luego ha caido de cara al lodo. El que ha amado conoce de amor y dolor porque los ha experimentado simultáneamente. Sabe de alegrías y perdón, siente celos y calor. El que ha amado ha aprendido a vivir. Mira el mundo distinto y lo llena de color. Ha conocido la paz en los ojos de su amado. Y ahí ha construido su hogar. El que ha amado no sabía cómo hacerlo y aprendió en el camino. Ama y lo da todo. El que ha amado se ha equivocado, no una sino mil veces. No poco sino mucho. No con malicia sino con arrepentimiento. El que ha amado, amado ha.

sábado, 19 de junio de 2010

Sonrisas

A las seis y veinte sonó su despertador. Lo apagó y sonrió. Con la misma sonrisa fue directamente a su baño. Poco después regresó a su cuarto y se arregló. Y aquella sonrisa aún brillaba. Cogió las llaves de su carro y fue al encuentro del motivo de su sonrisa. Era él. Y la esperaba con otra sonrisa, muy parecida a la suya. Se saludaron con un beso, subieron al carro y se dirigieron al sitio donde la rutina cansa pero no aburre. Donde pasaban seis días por semana, entre seis y doce horas al día, y aprendían sobre el mundo y cómo sobrevivir en él. Así pasaban el día y la sonrisa nunca se iba. Esa que rompía todos los silencios, de ellos, la que callaba todos los besos y sorprendía todas las miradas.

Eres el amor de mi vida - le dijo sonriendo.

¿Cómo sabes? - respondió con la sonrisa que caracterizaba sus labios

Por tu sonrisa - él

¿Qué tiene? - ella

Es la del amor de mi vida - sonrió


Ella sonríe por él y él por ella. Nunca antes el mundo había visto dos sonrisas tan iguales. Envidiables por todos los que los veían, juntos o separados, esa nunca se iba. Que la imagen del otro, en su mente, grabada como en madera de cien años. Tallada en sus corazones. Reflejo en sus labios. Luz en sus miradas. Color en sus rostros. Ella es su sonrisa y él la de ella. Y sonrieron.

jueves, 17 de junio de 2010

Cuatro líneas para ti

un unicornio azul cruzaba el puente
y todos contemplaban
mientras yo amaba
al chico que de la mano me sujetaba

martes, 15 de junio de 2010

"I can make your bed rock"

Me recostaba en su cama, hablaba con él, nos contábamos nuestros días, lo usual. Juntos mirábamos el techo y de vez en cuando me preguntaba si lo amaba, a lo que yo siempre respondía "sí, con todo mi corazón", ponía voz de infanta y lo repetía unas tres veces. Conversábamos sobre los estudios, el trabajo, nuestros amigos, fútbol, el amor, películas, libros, canciones y muchos otros temas que habían marcado nuestras vidas de una forma u otra. Al recordar anécdotas, yo empezaba "recuerdas cuando tú y yo...", y no llegaba a terminar la frase sin que él me corrigiera con un "no somos tú y yo, somos nosotros". Yo solo temblaba de amor. Juntos sudábamos nuestros días y noches, nos quitábamos el frio, soñábamos, éramos nosotros. Yo era la reina de su cama, la doncella de su almohada. Él era mi abrigo, mi espejo y me reflejaba en el. Éramos nosotros.

"I can make your bed rock" - él cantaba.

Cantaba mientras pasaba nuestra canción del momento y estallábamos en carcajadas, nos mirábamos y no resistíamos al beso que nuestros labios nos invitaban a compartir con ellos. Yo sabía que él era el único que movía mi cama de esa manera, sabía que yo era la única que hacía lo mismo con la suya. Así nos movíamos y éramos nosotros, una vez más.

domingo, 13 de junio de 2010

Contigo aprendí a ser

Ser amanecer del sol que nace sobre tu mar, azul y verde. Y atardecer del sol que muere bajo tu cama, roja y jazmín. Ser una constelación brillante sobre tu cielo. Y oro bajo tu propiedad privada. Ser todo bueno, perfección entre lo imperfecto. Y toda tuya, entre cadenas que liberan. Ser la letra en mayúscula que inicia tu historia. Y el punto final del "y vivieron felices para siempre". Ser dueña de tus brazos. Y de tu último suspiro. Ser contigo. Y por ti.

sábado, 12 de junio de 2010

Versos

Quiero ser libre
y escogerte cada día
dejarte ir.
Quiero ser pasión
como agua para chocolate
hirviendo.
Quiero ser rosa roja
en un pequeño planeta
una espina.
Yo
No quiero ser...
yo solamente
quiero ser.

jueves, 10 de junio de 2010

Corazón de tulipanes

- Fueron cuatro tulipanes.

- ¿Cuatro tulipanes?

- ¡Sí! Cuatro tulipanes.

- Y ¿Qué más?

- Su corazón

- ¿Su corazón?

- ¡Sí! Su corazón.

martes, 8 de junio de 2010

Lejos de ti

Lejos de ti... está el invierno.
Están los días bajo la oscuridad de tu recuerdo.
Lejos de ti... mi sol no brilla.
Brillo opaco de mis ojos mientras ven tu ausencia.
Lejos de ti... todo distante.
Distante la sonrisa que se dibujaba en mi rostro.
Lejos de ti, invierno.

domingo, 6 de junio de 2010

"A la antigua"

Empezó por el sur y recorrió toda su frontera.
Se detuvo en el centro y besó su ombligo.
Al llegar al norte, le dijo algo al oido.
Y con un "sí", retomó el recorrido.
Sus pulsos se aceleraron y ya jadeaban.
Entre el sur y el norte encontraron el placer.
Fue todo lo que esperaban.
La tenía unida a él, cerca.
Sus fronteras se juntaron y fueron un mismo territorio.
La tenía unida a él, suya.
El amor fuyó de lado a lado y se hicieron uno, por fin.

viernes, 4 de junio de 2010

Mi investigación de mercados

Existen dos corrientes de pensamiento sobre los estudios de mercado. La primera y más común, cree en su veracidad; la segunda, no lo hace. Un estudio de mercado refleja la opinión del público objetivo de un producto o servicio sobre el mismo. Si esta opinión es negativa, el producto no se lanza (suponiendo un estudio de mercado sobre lanzar o no cierto producto), ya que el estudio demuestra que no tendrá éxito. Existen contados casos graves sobre estudios de mercado mal hechos que arrojaron resultados equivocados y ocasionaron grandes pérdidas a importantes empresas (CocaCola Company, una de ellas). Supongo que es por eso que muchas personas han perdido su confianza en la investigación de mercados, por más que haya sido hecha por una consultora prestigiosa y de alta calidad. Por mi parte, yo sí creo en estos estudios, ya que siendo adecuadamente realizados, en la gran mayoría de los casos reflejan la verdadera opinión del público objetivo. Pero dentro de la "vida real", la parte íntima y personal de un individuo, las decisiones no se toman con tanta segurida, no existe ningún estudio que asegure que tu decisión será la correcta o la mejor entre todas tus opciones. Hace un mes, una chica decidió tomar un paso muy importante en su vida, aunque para muchos sea algo pasajero y abundante dentro de su historia, ella se lo tomaba más en serio. Tomar la decisión de compartir su juventud con un compañero, con su mejor amigo, con un enamorado, no fue algo pensado de un día para el otro, tampoco algo estudiado bajo todas sus variables y conceptos, riesgos y adversidades. Fue una decisión tomada con el corazón, corazón que no miente sobre los sentimientos, corazón que es el único que conoce su verdad. Una vez un amigo le dijo, ser enamorada de tu mejor amigo no significa perder esa amistad, evidentemente existen riesgos de que suceda, pero lo que realmente significa es el comienzo de una relación más unida, es arriesgar algo grande por algo que crees mejor. Algo riesgoso pero mejor. Costo de oportunidad. Nada de ceteris paribus. No fue necesario recordar lo aprendido sobre finanzas, tampoco lo fue el hacer un focus group o sacar resultados de una encuesta para ver las probabilidades de que su relación fuera a funcionar. Los conocimientos intelectuales te brindan herramientas para tomar decisiones en muchos aspectos importantes de tu vida, pero en el amor... solo manda el corazón.

martes, 1 de junio de 2010

Te miro

Te miro desde el ricón en el que me enamoré de ti, desde este sitio secreto, íntimo, escondido entre las demás actividades que llenan mi día. Te miro y no sabes que lo hago. Te miro desde hace meses, observo todos tus gestos y me sorprendes con cada sonrisa que sueltas, tan fácilmente y a quien sea que te mire. Te miro sin saber quién eres, te miro y atino a temblar. Y cuando menos lo espero, te diriges hacia mí.
- Linda, ¿vamos a comer?
- ¡Ya! Hoy quiero carne.
Te miro, ahora cerca. Te miro y quién eres aún es una incógnita, incógnita que descubro día a día y al mirarte. Te miro y sabes muy bien que lo hago. Te miro y sonríes, me conquistas, me conquitas de nuevo y otra vez. Te miro, observo tu cara, cada imperfección me la sé de memoria, cada lunar, cada marca y esa cicatriz. Te miro y atino a temblar. Y cuando menos lo espero, me sorprendes con un beso.
- ¿Te gustó?
- Hmmmmmm...

domingo, 30 de mayo de 2010

La última hoja de mi cuaderno

Son recuerdos de años juntos pero no a tu lado, la misma experiencia vivida desde dos puntos de vista. Son momentos que recordamos, detalles que tú sí y yo no y vice versa. Son veranos fríos para ti y a más de cuarenta para mí, llamadas de larga distancia. Son evidencias dentro de tu bandeja de entrada, señales desapercibidas. Son más de cien películas, quinientas conversaciones y mil días. Son pensamientos que vienen y van, momento preciso en que tu piel roza con la mía. Son miradas esquivadas, nuestras manos entrelazadas. Son más que recuerdos, nuestros días, nuestros pulsos acelerados. Son nuestras iniciales dibujadas en la última hoja del cuaderno.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Amor a lo felino

Un andar paralelo y un mundo naranja para ti, un corazón y un par de manos.

Siete años contigo y siete vidas que le quedan a la gata que a tu lado anda.

Mundos de distintos colores, intersección perfecta en el negro

que cuando todo es más oscuro, la luz llega junto a ti.

Dos corazones, un único deseo: lo extraordinario para la compañera.

Y al lado del abismo, las mismas manos que te sostienen.

Eres un andar paralelo y un mundo naranja

un corazón y un par de manos.

lunes, 24 de mayo de 2010

Leyenda

Cuenta la leyenda que dos jóvenes se enamoraron y al ver que el mundo iba en contra de su amor, dieron su vida por él. Que Romeo y Julieta, que el verdadero amor, que dar la vida por él, que amar hasta la muerte, que la juventud, que todo, que nada.

Cuenta otra leyenda que dos jóvenes se enamoraron y al ver que el mundo los apoyaba, se amaron con todas sus fuerzas hasta que la muerte los separó. Que Neruda y Matilde, que el verdadero amor, que la muerte los separe, que en la salud y en la enfermedad, que la juventud, que todo, que nada.

Cuenta una leyenda contemporánea que dos jóvenes se enamoraron. Que tú y yo, que el amor verdadero, que nuestro amor, que moriríamos por él, que la muerte nos separe, que en la salud y en la enfermedad, que nuestra juventud, que todo, que nada. Que el final no está escrito, que lo escribimos los dos, que será feliz, que seremos.

sábado, 22 de mayo de 2010

Aroma a ti

fue el aroma de un nuevo olor
el último suspiro sobre su cara
el silencio de su amor
una mirada esquivada
sonrisa rara

fue el aroma de un nuevo olor
la carne roja que quemaba
una prenda que sobraba
la más falsa mirada
ya sentada

fue aroma de un nuevo olor
tres gotas de sudor
una pistola armada
que nadie disparó
y... PUM

fue el aroma de un nuevo olor
que se fue,
que murió
aroma a ti
tu olor

martes, 18 de mayo de 2010

Lugar en blanco

Lugar en blanco para dibujarlo entre los dos. Coge bien tu pincel que yo cojo el mío, para pintarlo con los colores de nuestro jardín, azul y jazmín.

Aún recuerdo aquél día en que te dije:

- Llévame lejos.

Cuando, sin dudar, respondiste:

- Te llevo a un lugar en blanco.

Cuando, confundida, pregunté:

- ¿Dónde queda eso?

Y susurraste:

- Donde estemos tú y yo, solos, tú y yo.

Llévame, llévame contigo. Ahí quiero estar. Lugar en blanco. Y pintarlo con nuestras manos, con nuestro andar. Y borrar las manchas que nos duelan, retocar las buenas pinceladas, crear un jardín juntos. Azul y jazmín. Pa ti, pa mí.

lunes, 17 de mayo de 2010

Mi ruta

Mi camino favorito es el que me lleva a ti. Tomo la ruta, derecha, izquierda, de frente, al fondo a la derecha, segunda a la izquierda y derecha de nuevo. Entre derechas e izquierdas, hallo mi pasadizo secreto, que solo yo conozco, lo sigo, siempre para adelante. El camino que más me gusta es el que me lleva a ti, a tus abrazos, a tus labios, adonde quiero llegar, contigo.

domingo, 16 de mayo de 2010

Noche de primavera en invierno

Era ella, su primavera. La veía bajo la luz y la sentía en la oscuridad. Luz de su luna, oscuridad del cielo sin ella. En la tibia noche de invierno, helada si no es entre sus brazos. Que la abrazan, la hacen suya, la amarran a él. Que no la deja ir, la mira, la siente, la vuelve a mirar. Y qué no ve, lo ve todo. Todo a su lado, nada sin ella. Y miedo de pasar la noche sin su pecho, de que no sueñe con él, de no sentirla al amanecer. Miedo del oscuro, de la luz. Que la mata sin él, que no hace falta con él. Él. Y su primavera, era ella.

jueves, 13 de mayo de 2010

..y lo hiciste

En derecho, es un contrato oral.
En economía, es la mejor utilización de un recurso escaso.
En matemáticas, es la analogía de que uno más uno es igual a tres.
En lenguaje, es solo un verboide.
En contabilidad, es un balance que siempre cuadra.
En marketing, es una vaca lechera.
En recursos humanos, es la retención perfecta del talento.
En la bolsa, es una acción que nunca para de crecer.
En aduanas, no se cobran aranceles.
En medicina, es un corazón que el cuerpo no rechazó.

Para los románticos, es una expresión del amor en pareja.
Para los fríos, es una especie de compromiso con la persona que les gusta.
Para los calculadores, es su tiempo invertido en alguien.
Para los realistas, es la posibilidad de algo más.
Para los callados, hmmmmm.
Para los deportistas, es una carrera sin fin.
Para los artistas, es fuente de inspiración.
Para los religiosos, es una señal.
Para los incrédulos, es no entender cómo esa persona también te quiere.
Para los padres, es darse cuenta de que su hijo ha crecido.

Un sí.
Un por qué no.
Un beso consumador.
Una caricia.
Un abrazo apretado.
Una llamada en cualquier momento del día.
Una muestra de celos.
Un latir veloz del corazón.
Un fin de semana.
Una canción de amor.

En mí, eres tú.
Para mí, siempre tú.
Un yo, contigo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Inoxidable

Llevando sobre su espalda la carga de un pasado sin fe en el amor, giró aquella manija ya oxidada por la espera. Avanzó, y dando una última mirada hacia atrás, atinó a suspirar. Cerró la puerta a su espalda, levantó la mirada, y en un abrir y cerrar del corazón, se encontró con aquello que tanto había buscado. Desde ahí, un presente sin fin. Sin el porqué de abrir otra puerta, se sentó. La fe que recobró, jamás perdió. Y aunque el tiempo pasó, cincuenta años y más de mil lunas, esa manija no se oxidó.

sábado, 8 de mayo de 2010

Paradigma

Un paradigma que se acaba de romper, mis manos tocan el piso y mis piernas, el cielo. Que aquí donde vivo, eres tú. Un estallido de luz me ciega, caigo al suelo y ya no puedo levantarme. Tú me tiraste. Y en tu mirada encuentro el amor; en tus labios, el más grande placer. Encuentros que solo se separan si no estás, si te vas, si no son contigo. Mil paradigmas rotos, conexión entre nosotros. Me ves, te siento. Te veo, me sientes. Otro que se acaba de romper y cómo quisiera romperlos todos contigo.

Quién eres... tú

No me atrevería a decir que sé quién eres, pero te conozco
No sé quién eres pero sé lo que me vas a contar mañana
Y sé quién no eres, no eres tú, ni quién eras
Sé quién no eres, no esas palabras que hoy pronuncias,
No esa mirada que, avergonzada, cuenta sus hazañas
No, quién eres, no, no eso.
Y eres estrella en el cielo gris de Lima,
Calidez en una noche de agosto,
Abrazo entre sonrisas y entre lágrimas
Eres drama y comedia en seis minutos
Amaneceres repentinos en medio de historias conocidas
La cantidad perfecta de ají
El menú cotidiano que no aborrece ni se enfría
Eres un anillo perdido en el mar
Y una moneda de cinco soles en el monedero
Canciones de a dos, a capela
Eres la empachada de un viernes por la noche,
Dieta de chicle y agua,
Y como ocho temas de conversación.
Eres Coca Cola light y una torta de chocolate,
Sal, tomate y cebolla
Calatos en la revista mensual
Y miradas de complicidad
Eres letras, números en mi calendario
Como ocho locos jugando cachito
Dos tatuajes y once huecos
Eres un milagro diario,
Un cuento nuevo,
Una almohada,
Un beso,
Eres

jueves, 6 de mayo de 2010

Tesoro

y en el medio del Sahara encontré
un girasol amarillo
una botella de Coca Cola helada
una bolsa con maní
otra con chocolates
una foto antigua
otra reciente
y un par de zapatos

martes, 4 de mayo de 2010

Te dije que sí y sin dudar, te dije que sí porque quiero amar. Amar sin límites, amarte a ti, amarte en mí. Mi amor, tú. Mi vida, tú. Y si amarte más se pudiera, juro que lo haría. Toda la vida, todo el día. Amor, sí, tú.

lunes, 3 de mayo de 2010

Su dama (de él)

Su dama, a diferencia de las demás, estaba hecha para él y a su medida. El toque perfecto de color - ni muy negra ni muy blanca, entre el metro setenta y ochenta, entre los sesenta y setenta kilos, cabello y ojos oscuros, labios gruesos y peculiar sensibilidad en las orejas. De mal humor por las mañanas si está atrasada y bueno si se puede reír de alguna tragedia de la vida real, cariñosa, sobrada, y que ni se atreva a mirarla otro hombre que no sea el de sus ojos.

Su dama, al igual que las demás, quería amar y ser amada por el caballero de sus sueños, la clase de caballero que no monta caballo ni porta espada, pero que la despierta y rescata con un beso, el caballero que la convierte en mujer y le enseña a amar.

Su dama, como algunas que no se encuentran a la vuelta de la esquina, lo abrazaba con el corazón, lo miraba con el alma y lo besaba con ambos.

Su dama lo amaba,
como a ninguno y
más de lo que podía imaginar

sábado, 1 de mayo de 2010

Acompáñame

vas como iluminando un camino, entre cactuses y niebla, sal y apatía. vas hacia el horizonte, con miedo y valentía. vas adonde tienes que ir, acompañando mi día. vas sin mirar atrás y como tú, no hay igual compañía.

jueves, 29 de abril de 2010

tu nombre

No me sale escribir sobre mentiras, rencor y resentimiento. El papel en blanco, improviso y solo sale una palabra: tu nombre.

Y nada, nada sale si no es tu nombre.

La primera vez que dejé de escribir sobre amor fue por una desilusión. Hoy, lo reemplazo por cinco letras y dos silabas. No escribo de amor, escribo de ti.

Pero si es lo mismo…

Y nada,

Aún escribo de amor.

martes, 27 de abril de 2010

Respuesta

La pregunta no es por qué sí, sino por qué no. Por qué no si mi corazón se acelera y lo sientes con tu pecho, si la luna siempre aparece de noche y la vemos los dos. Por qué no si los días se acortan y los minutos son eternos, si estamos juntos. Por qué no si extraño el instante que acaba de pasar, si estás a mi lado. La pregunta nunca fue por qué sí, si la respuesta es tan obvia. Pregúntame por qué no y te dedicaré mil poemas y relatos, pregúntame por qué no y dame una vida para responderte.

jueves, 22 de abril de 2010

Un encuentro

Entre los cientos de páginas, términos y palabras de diccionario; entre números naturales, racionales e infinitos, raíces y fórmulas imposibles de memorizar; entre fumadores y estrés, obesos, estudiosos y niños de papá, conversadores y apáticos; entre idiomas de cinco continentes, máquinas de gaseosa, profesores exigentes y cursos detestables; entre seis pabellones, dos cafeterías, siete pisos, una biblioteca, una sala de estudio y tres estacionamientos siempre llenos; entre la rutina de cada día, desde el amanecer hasta el caer de la noche… te encuentro. Te encuentro entre clases y es nuestro momento, y me sacas de ese hexágono y me llevas lejos, más lejos que cualquiera, y tu… y yo… los dos. Y nadie más. Ni los cientos de administradores, economistas, contadores, abogados e ingenieros, ni los docentes, ni la rectora, ni los de limpieza, ni las de fotocopiadora, ni los guardias, ni la cámara de seguridad. Te encuentro y ya no sé cómo se retienen talentos en una organización, cómo se hace un balance general ni quién es el gurú de la mercadotecnia. Te encuentro y ya no sabes hallar el punto de equilibrio entre la oferta y la demanda de dinero, ni la curtosis, ni como se hace una prueba de hipótesis. Nos encontramos y apagamos la luz, nos miramos en el oscuro que poco a poco se aclara y te veo, sonriendo. Sonriendo! Y tu… y yo… nos encontramos.

martes, 20 de abril de 2010

Baraja

sobre la mesa está mi baraja y solo contigo quiero jugar a las cartas
juego tras juego hasta que al verme las manos, estén arrugadas
y decir "qué rapido pasa el tiempo cuando uno se divierte".
no quiero jugar cartas y que la vida se pase lento,
mis manos arrugadas y ya lo sabía.
quiero jugarlas contigo
y divertirme
contigo

sábado, 17 de abril de 2010

Sorpresa!

No me presento ni te presento mi familia
no te cuento sobre mis predilecciones en comida, color, libros y peliculas
no pretendo virtudes ni finjo sonrisas
no miento sobre mis estudios ni alardeo mis conquistas
no te miro con verguenza ni le temo a la falta de temas
no me siento incómoda en los silencios
no te pregunto quién es tu mejor amigo ni te presento a la mía
Pero te conozco y me conoces
te quiero y me quieres
y los formalismos son cosa del pasado
de un pasado que no supo advertirnos
y que ahora nos toma por sorpresa
gran sorpresa la que nos llevamos
aquella noche y la luna de testigo
tú, tu mano, mi mano y yo
y al unísono se escuchaba: Sorpresa!

jueves, 15 de abril de 2010

Con ella

-I-

Iba caminando, sola y sin avanzar.

-II-

Ella pasa a mi lado
- Caminas conmigo?

-III-

Continuo mi camino, con ella y avanzando.

viernes, 9 de abril de 2010

Hazlo

Explícame qué es eso a lo que le llaman amor, explícame cómo se narra una cita y qué significa ser novio de alguien. Enséñame a amar sin esperar nada a cambio, a tener la ilusión de un sábado por la noche y a arreglarme pensando solo en ti. Muéstrame cómo es un beso largo y apasionado, cómo se da la mano y cómo se mira profundamente a los ojos. Cuéntame historias de amor y escribe la nuestra con tus labios. Esos labios que ahora aprenden a besar y hablan de nosotros. Ahora, sóplame al oído y dime cuánto me quieres. Vuelve a soplar y sin decir nada, dime que soy solo tuya.


Y lo soy.

jueves, 8 de abril de 2010

Diez

- No respires, cuenta hasta diez y quizá el día se habrá terminado. Y con él, esa culpa que no te deja dormir, que te quita el sueño y te trae pesadillas.
Fue el consejo que le dieron esa noche. Miró el cielo y no había estrellas, tampoco su luna. Triste firmamento desde su ventana.
- Juro que no respiré, que conté hasta diez, diez veces. Pero el día no se terminó y la noche no tuvo luna.
Triste mirada, decepcionada se fue a la cama, de nuevo y con la cortina cerrada.

miércoles, 7 de abril de 2010

lunes, 5 de abril de 2010

*

Lindo ese par de manos y linda esa sonrisa de postal

Rica esa boca, esas caderas anchas

Lindo su pelo y linda su barba al raz

Ricas esas piernas, esa grasa que cubre el cuerpo

Lindo su hombro y linda su dulce mirada

Rica esa imperfeccion, esa lengua larga

Lindo su todo y linda su cara

Rica ella, luna rara

viernes, 2 de abril de 2010

Luna

La luna absorbió su mundo
Consumió su noche
Derritió sus días
Cargó su angustia y
Terminó con sus inquietudes

Lo abrazó,
Lo tranquilizó y
Con un beso
Lo mandó a dormir

jueves, 1 de abril de 2010

Entre besos

Nadie nunca me había besado así, le dijo entre besos. Tienes los labios más ricos del mundo, son perfectos para mí, le dijo entre besos. Dime cuántos quieres y te los doy, le dijo entre besos. Entre labios y saliva, cariño y pasión, calor y oscuridad. Le dijo muchas cosas. Que no quería probar otros labios, que la quería mucho y de verdad, que nunca le faltaría el respeto y que solo ella llenaba sus sueños. No quiero hacer nada, le dijo entre besos, quiero quedarme aquí por siempre. Pero se despidieron, cada uno a su casa a pensar en el otro, a extrañarse, a querer retroceder el tiempo y quedarse ahí por siempre.

miércoles, 31 de marzo de 2010

algo

Sentada esperó que le escribiera algo, lo que sea, cualquier cosa, pequeña o grande, un párrafo al menos, un poema, -por más malo que sea- una canción, -aunque poco pegajosa- un verso sin sentido, una frase en su obra literaria, una letra en su nombre, un título del cuento, un cuento sin título, cualquier cosa, larga o corta, algo.

martes, 30 de marzo de 2010

mi Salvación

Le di la bienvenida a mi Jerusalén
Lo recibí entre cantos y palmas
Le di la mano y toqué Su Manto
Caminé con Él, iba a Su lado
Lo escuchaba, le preguntaba qué hacer y le pedía consejos
Pero cuando el mundo giró en Su contra, yo también lo hice
Y callé, fui del montón, fui espectadora
Espectadora del pecado, de la injusticia, de Su sufrimiento.
Recordé los días de alegría a Su lado, cuando no había tentaciones
Y no caía ante vicisitudes, Él me sostenía, Él me cargaba
Ahora, Él estaba en el piso y yo lo miraba
Lo miraba con vergüenza y sin hacer nada
Y caminé con la multitud, Lo seguí en Su Pasión
Le escupí en la cara más de una vez y sin vergüenza
Y pude ver a Su Madre y ¡qué mujer!
No me escupió, no me insultó, no me despreció por lo que le hacía a su Hijo
Su mirada era de amor, amor entre el odio de la humanidad
Odio que crucificaba a su Hijo, mi odio.
Llegué al monte y supe que pronto ocurriría,
Jesús de Nazaret, el Hijo del Padre, iba a ser crucificado
Y callé, fui del montón, fui espectadora
Espectadora del pecado, de la injusticia, de Su sufrimiento.
Cubrí mis ojos y escuche cómo nos entregaba a Su Madre
Y qué vergüenza de recibir regalo tan inmerecido.
Mis ojos cubiertos y escuche Su último grito, su entrega por mí
Y es que su sed no era de agua, era de almas
Y me convertí, creí en El, mi Redentor
Redentor que volvió después de tres días
Sí, Resucitó por mí
Por mí y por ti
Y así lo hace cada año
Y así lo niego con mi pecado
Y qué vergüenza.
Don inmerecido,
Su Muerte y Resurrección,
Mi Redención.

lunes, 29 de marzo de 2010

Un suspiro por ti

un sonido
una imagen
un olor
una pasión
un color
una visión
un todo
una escalera
un vacío
una carrera
un perfume
una cita
un asiento
una bebida
un sueño
una cena
un corazón
una mano
un sentimiento
una mirada
un silencio
una noche
un hombre y
una mujer
un beso y
una sensación
amor.

jueves, 25 de marzo de 2010

Su beso

Cuando por fin abrió los ojos percibió que el mundo seguía igual, que nada había cambiado, que el mal aun era el opuesto del bien, que el cielo de noche era negro y estrellado, que los carros necesitan de gasolina para transportarse, que en verano hace calor incluso con la ventana abierta, que los aretes incomodan y el maquillaje casi nunca dura toda una noche, que el alcohol sigue siendo igual de rico y el tabaco igual de pestilente, que la luna brilla gracias al sol y el mar los refleja en su pecho, que el verde es su color favorito y el rojo representa el amor en todas partes, que la vida no es simple y los amigos no son perfectos, que la muerte existe y es para siempre. Y es que aquel beso eterno había durado solo un minuto.

***

Lo miraba atenta y sin esperar que dijera algo. Lo miraba casi a oscuras y sin querer ver más. Lo miraba y sabia que él hacía lo mismo, sus ojos negros que no sabían mentir le decían que la amaba. Lo miraba mientras pedía a Dios que el tiempo se detuviera y así mirarlo por siempre. Bastaba con mirarlo para que acabasen los problemas, guerras y mentiras. Por eso lo miraba, porque quería un mundo mejor, porque no existe mundo sin él, porque basta con mirarlo.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Nuestro mar

Capturas mis mejores ángulos, me vistes de azul y me llevas al mar.

Capturo tus mejores besos, te visto de rojo y te llevo mar.

Nos capturamos, nos vestimos y nos queremos.

Cada día más.

viernes, 19 de marzo de 2010

El de siempre, su milagro

Fue hace un año y lo recuerda como ayer. Recuerda la llamada que la despertó, la voz que le habló y la que le dio la peor noticia de su vida. Recuerda lo primero que hizo, la negación inicial, la amiga que la escuchó y la otra, que dormía a su lado. Recuerda todo lo que hizo ese día y los días siguientes, todas las lágrimas que derramó, los planes que canceló, las noches que no durmió. Recuerda la impotencia de no haber estado a su lado, de los kilómetros de distancia que los separaban, de la poca información que recibía. Recuerda todo lo que pensó y cuánto sufrió. Recuerda nunca haber confiado en Dios tanto como en aquellos días, las oraciones, peticiones, Misas, ofrecimientos. Recuerda haber imaginado su vida sin él y lo difícil que esta sería, el miedo que sintió frente a la posibilidad de perderlo, el vacío, las ganas de nada. Recuerda cuando abrió los ojos por primera vez, cuando habló, la primera conversación que tuvieron y las lágrimas emotivas que mojaron sus labios, cuando lo vio por la cámara, su voz tan cambiada, su sonrisa, bella y sincera, suya. Recuerda los meses más difíciles de su vida, sin verlo, sabiendo que todo había cambiado, todo menos lo más importante. Recuerda cuando lo vio, las horas de espera valieron la pena, y es que no se comparaban con los meses de angustia que ya había vivido, el abrazo, el beso, el tenerlo a su costado. Ahora todos los días recuerda cuánto lo ama, cuánto lo valora, cuánto lo respeta, y así lo quiere, como hace un año, como ayer, como hoy y siempre. Así se ven y disfrutan el tiempo juntos, porque saben que es limitado, que la vida no está comprada, que no vale la pena perder a alguien para darse cuenta del amor que se tiene. Fue hace tres años, fue hace un año, fue ayer, es todos los días y lo recuerda. Recuerda todo lo que pasó, desde el principio de su amistad hasta el instante que el tiempo le acaba de robar, y se le ensancha el corazón y se le va la voz, no imagina sus días, su vida sin él. Él, el que la entiende, el que la respeta, el que la quiere, el que la ayuda, el de siempre. Él, su cómplice, su compañero, su protector, su mejor amigo, su milagro.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Él y ella

Él la quería como solo ella lo merecía. Ella lo quería como a ningún otro. No hubieran dejado atrás sus años juntos ni por un beso más. Ella, brillante como un rayo de sol en Enero. Él, frío como Agosto. Lo derretía con sus labios. La cogía de la cintura. Dos perfumes y un solo olor. Ojos cerrados. Ella moría de vergüenza. Él pensaba en besarla. No se miraban, no hablaban. Se decían todo, se veían tal como eran. Sin máscaras, sin pretensiones. Ella ya lo había visto llorar. Él fue la causa de muchas de sus lágrimas.

Quinientas lunas pasaron. Y con esas, quinientos besos, quinientos silencios. Ella aún brilla. Él, frío como Agosto. Algo cambió. Ella muere por otro. Él ya no piensa en besarla. Dos perfumes y dos olores.

domingo, 14 de marzo de 2010

Trivialidades

Mis manos sudan y me quito los aretes, siempre me han parecido incómodos, más aun si estoy recostada. Mis manos no sudan siempre pero lo hacen ahora y no sé por qué, tal vez eres tú. Odio el sudor de mi mano tanto cuanto odio que te sientes sobre mis aretes y los rompas, esos eran mis favoritos, rojos y redondos. Nada que una buena música de fondo no pueda solucionar, no la conozco pero al día siguiente ya está en mi lista de reproducción. Traigo la almohada y una misma posición no es cómoda por más de diez minutos, rotamos y volvemos a rotar, primero tú luego yo. Los demás problemas desaparecen por un par de horas, me lo creo mientras dura, el inminente regreso a casa y nada ha cambiado. Así se repite la rutina, noche tras noche y me pregunto si algún día me cansaré, si te aburrirás, si nos ganará la costumbre, si será así por siempre, si debo dejar de hacerme preguntas. Por mientras, prefiero las noches contigo.

sábado, 13 de marzo de 2010

Las segundas

Intenciones que viven y quitan vida,
Intenciones secretas que no guardan secretos,
Intenciones segundas de terceros,
Intenciones mías y tuyas,
Intenciones tuyas contra las mías,
Intenciones buenas que mienten,
Intenciones sinceras que maldicen,
Intenciones que hablan y no escuchan,
Intenciones ciegas que sienten,
Intenciones que no se cuentan ni se guardan,
Segundas intenciones.

Una noche contigo

Una noche contigo es un día más para la luna, luna que siente lo que sentimos y vive lo que vivimos, luna que nos ve, luna cómplice, luna amiga. Una noche contigo es un día más para las estrellas, estrellas que escuchan lo que escuchamos y viven lo que vivimos, estrellas que nos miran, estrellas consejeras, estrellas compañeras. Una noche contigo es un día más para la luna y las estrellas, es una noche más contigo, es la luna y las estrellas.

martes, 9 de marzo de 2010

mírame, convérsame y escríbeme

Mírame como si fuera la única, abrázame como si fuera la última vez, cógeme de la mano y hazme sentir protegida, no me dejes nunca. No me mientas ni me ilusiones, no te dejes llevar por el momento, no me reemplaces. Convérsame como si nunca lo hiciéramos o quédate callado si así lo quieres pero no apartes tus ojos de los míos, una vez más. Temblé ayer y aún tiemblo si te veo. Tiemblo yo, tiembla mi corazón. Escríbeme verdades, no intentes engañarme, nuestra historia es tuya y mía. Pero mi presente no es nuestro y tu futuro no es mío. Y si no puedes amarme como yo lo hago, déjame ir.

domingo, 7 de marzo de 2010

Relato Ficticio II

Ella aprendió a perdonar y lo olvidó, olvidó todo y más. Mentiras, traiciones y puñaladas: qué son al lado del amor, amor verdadero. Nada, no son nada.

No puedo perdonar por más que quiera.

Dale otra oportunidad, todos nos equivocamos.

Y qué trilladas le sonaron aquellas palabras, ella sabe que todos nos equivocamos pero esta vez ella no había tenido la culpa de nada. Perdonar es más difícil si crees que eres inocente, pensó. Cuántas veces me he equivocado, a cuántas personas he herido, cuántos me han perdonado… decenas de preguntas invadieron su cabeza. Entonces, fue y pidió perdón a quien más había hecho daño.

Estoy arrepentida, ¿me perdonas?

Te perdono y lo olvido, olvido todo y más

No lo podía creer, había sido perdonada por quien más había lastimado. Más preguntas invadieron su cabeza, esta vez, con grandes convicciones por seguir aquel ejemplo, maravilloso ejemplo. Así, tomó una decisión.

Y ese día, perdonó, perdonó y lo olvidó, olvidó todo y más. Mentiras, traiciones y puñaladas: qué son al lado del amor, amor verdadero. Nada, no son nada.

sábado, 6 de marzo de 2010

Relato Ficticio (cortito)

Me corto las uñas, las limpio y las pinto. Me baño, me lavo el pelo y cada milímetro de piel en mi cuerpo. Me cepillo los dientes, me seco el cuerpo, me pongo algo encima y bajo. Caliento la cera, subo y me seco el pelo, bajo y jamás me acostumbraré a ese dolor. Subo y me cambio, me perfumo, me maquillo. Y ya va una hora. Me echo en mi cama, espero tu llamada, prendo la computadora y aparece tu nombre en la esquina inferior derecha.

Hola, qué tal?

Hola, estoy resentida.

Soy un idiota.

Sí, lo eres.

Apago la computadora, me echo en mi cama, el maquillaje se va al cacho, algo vibra y es mi celular, me pregunto quién es y eres tú. Y cómo quisiera no contestarte, odiarte por siempre, no volver a pasar por ese ritual de una hora por ti, pero no puedo. Contesto.

Hola

Hola, me quieres?

Sí. Tú?

Claro pues!

Pasan diez minutos y ahí estoy, ahí estamos. Y no, no me arrepiento de la hora anterior, de haberte contestado, de haberlo olvidado. Vale la pena, contigo, claro que la vale.

Lo harás de nuevo?

Te prometo que nunca más.

Y te creo, cómo no hacerlo si nunca me has mentido. Te creo y lo olvido. Cuántas cosas no olvidaría por ti. Por ti y pocos más, aquellos que me han tocado como tú. Los de verdad.

Y solo me prometes una, pero me das dos. Ahí estamos. Y el tiempo nos roba, de nuevo.

viernes, 5 de marzo de 2010

Para ti que me conoces

Hablar contigo es recordar cuánto te quiero y cómo no quererte si en ti confío y cómo no confiar si en mí te veo.

jueves, 4 de marzo de 2010

¿En qué momento me jodí yo?

Aún no recuerda en qué momento todo se jodió. Recuerda que todo empezó con el verano, que el arcoíris no salió y discutió con una amiga, que las malas palabras fueron el primer síntoma y que luego todo parecía normal. Recuerda cómo todo fue evolucionando, las primeras salidas al cine, la amiga que no estaba, la presencia más recurrente de otras, aquel reencuentro y aquella noche en Miraflores. Recuerda que todo empeoró cuando algo salió volando al asiento de atrás, la luz azul intermitente, dos en menos de 24 horas, dos veces, aquel día playero y aquella noche en el parque. Recuerda todo y no recuerda el porqué. Recuerda su reforma y cómo esta no funcionó, que bastó abrir la boca para que salgan aquellas palabras, que bastó salir para que algo vuelva a volar hasta el asiento de atrás. No recuerda su principio y fundamento, aquellas promesas que hizo ni cómo era su vida antes. Y ahora, ahora qué hago, se pregunta día y noche mientras recuerda, recuerda cómo todo se jodió.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Ya no escribo de amor

Ya no escribo de amor porque ya no creo en él.
Porque ese murió contigo, con la carta que nunca llegó
Porque ya no sufro, porque lo olvidé rápido
Porque un clavo saca otro clavo
Porque puede ser no correspondido
Y se pierde con la costumbre

Ya no escribo de amor porque ya no lo siento
Porque murió contigo, dentro de mi pecho
Porque ya no recuerdo cómo se siente sufrir por él
Porque un clavo saca a otro
Y se perdió fuera de mí

Ya no escribo de amor porque amor no siento, porque en él no creo

lunes, 1 de marzo de 2010

Supongo que lo que quiero decir es: Adiós

Esta noche, que hable el corazón. Mi corazón roto en mil pedazos, destruido por la confianza que te tuve, reflejado en aquel muro que nunca terminó de reconstruirse. Y no puedo evitar odiarte, odiarte porque te amo tanto como para arriesgarme, una y otra vez, a ser una estúpida. Estúpida, ilusa, doblemente estúpida y doblemente ilusa por caer en lo mismo. Y que los mentirosos se coman sus palabras, que se pudran con ellas adentro antes de esparcir su putrefacción por el mundo, mundo que no necesita más como ellos. Y que los crédulos sean más suspicaces, no todos piensan lo que dicen, menos dicen lo que piensan y pocos hacen los que dicen. Pensar, decir, hacer, cosas muy diferentes en la vida real, y qué pena, pena porque aun existen crédulos para mentirosos. Pero aquí sigo yo, andando entre crédulos y mentirosos, más incrédula que nunca.

sábado, 27 de febrero de 2010

silencio contigo

No malogres el momento con palabras, a esas se las lleva el viento, contigo prefiero el silencio. Y así nos quedamos, robándole minutos al tiempo, sin saber que él nos robaba a nosotros.

entre dos

Con tus manos dibujaste nuestra traición, nuestros dedos largos entrelazados mientras dejábamos que el silencio hablara por nosotros. Pocas palabras se escucharon, dos corazones latiendo como tambores no dejaron espacio para conversar. Tu pelo en mi cara y lo confundo con el mío, confundo mis dedos, confundo el sonido de mis latidos. No te acerques más porque no sé si podre resistirme de nuevo, no te acerques porque habremos sellado nuestra traición.

Y te acercaste.

martes, 23 de febrero de 2010

Aquel muro y la confianza que te tuve

Y qué fácil perdió su confianza en ella aquella noche en que el muro de ladrillos se vino abajo con tan solo un disparo de palabras que venía de cualquier otra persona menos de la portadora del arma. Creía que los ladrillos eran firmes e indestructibles, que jamás perecerían ante cualquier ataque externo.

En los días siguientes, empezó la reconstrucción del muro, ladrillo, cemento, ladrillo, esa era la fórmula que le habían recomendado anteriormente como la infalible. Tal vez debía darle otra oportunidad, quién sabe y en la primera vez el cemento estaba húmedo, todo muro merece ser reconstruido.

Antes de llegar a la mitad, pasó un fuerte viento que volvió a destruirlo por completo, y ahí estaba de nuevo, en el piso, partido en mil pedazos, débil, roto, débil y roto en mil pedazos. Pero un constructor de muros nunca se rinde, así que invirtió más tiempo y dinero para conseguir un ladrillo de mejor calidad.

De nada le sirvió, el muro aún no había sido levantado totalmente cuando fue atingido por otro disparo. Al verlo caer y ocasionar una enorme nube de humo, el constructor no tuvo que sufrir de nuevo para darse cuenta de que aquél no era lugar para estar levantando un muro. Su confianza estaba totalmente perdida y qué pena, enorme pena la que sentía, desilusión, fracaso, decepción, pena, enorme pena.

Ahora recuerda aquella noche, la del primer disparo, y menos mal, menos mal sabe que aún tiene muros sólidos, confianzas que valen la pena. Y el francotirador, en el que más confía, él hace su trabajo, impecable, fiel, sobretodo fiel, y ay del constructor si lo pierde.

Si algún día este relato encontrará un final feliz,
ni su autor lo sabe.

lunes, 22 de febrero de 2010

Por fin por siempre

Por siempre
Es un día
Mi vida
Sin ti
Qué haría.
Una noche es
Por siempre
Mi vida
Contigo
Qué no haría.
Tus manos y
Las mías
En sueños de
Una quinceañera
Que espera

Y espera
El día y la
Noche en que
Mi vida

Él
La verá y
Será
la única.
Suya
Por fin

Triste inspiración la que me das

Ríos profundos
Arguedas sin lágrimas
Para llenarlos
Y a mí
Me sobran

Motivos para amarte
Días para extrañarte

Y le dije a Pedro
Llévame a Comala
Que aquí he sido feliz
Y no debo volver

Y le pido a un Buendía
Llévame a Macondo
Que aquí ya no soy feliz
Y no debo volver

Y como se aman
“Ciertas cosas oscuras”
Así como Neruda
Te amo yo

sábado, 20 de febrero de 2010

Contigo por siempre

No si es así
No a la distancia
No sin tus manos
No sin confianza

Si hubiera amor
Si no temiera
Si pudiera durar
Si yo supiera

Con frío en el alma
Con fiebre de cuarenta
Con sal en los labios
Con la fe que revienta

No sin ti
Sí contigo
Ahí sí
Por siempre

Que la desesperanza no te venza

Que el amor no sea tu mayor dolor

sino tu mayor orgullo

Por si no había quedado claro (con algunos ajustes)

Con una mirada dice que jamás me dará la espalda. Ya sé que una vez me dijiste que no debía confiar tanto en alguien, que no era conveniente poner las manos al fuego por una persona, pero es que tú no la conoces como yo.

¿Me explico? Ella no me juzga, ella no me cuestiona, ella me apoya aunque muchas veces no comprenda. No me lo repitas, ya sé que también me dijiste que muchos amigos son así y que no por eso duran para siempre, una vez más, tú no la conoces como yo.

¿Me explico? Ella conoce mis miedos y mis deseos, ella conoce todas mis miradas y carcajadas. Ella se rie conmigo, aunque no le dé risa y llora cuando lloro, pues mis dolores, los hace suyos y mis amores, sus amores son.

No me digas de nuevo que hay muchos hipócritas, que los secretos no existen y que la amistad se trata se simples relaciones de conveniencia, pasajeras, pues tú no la conoces como yo.

¿Me explico? Por la mañana (si es que, por algún milagro, está despierta), por la noche, por la tarde o por la madrugada (como nos gusta); en los juegos, en las peleas (nunca tan frecuentes), en las pistas de baile (solo si es hasta abajo y con muchas vueltitas) o en la segunda película del cine: ella siempre está ahí. En mis oraciones, en mis pensamientos diarios, en las fotos de mi cuarto y escritorio, en mis recuerdos y en mi futuro: ella está.

Ya sé que el tiempo pasa, que los recuerdos se olvidan y que las personas vienen y van. Pero también me dijiste que lo único que queda es la familia. ¿Quién dijo que lo que mantiene unida a una familia son los lazos sanguineos? ¿Cuántas madres matan a sus hijos (incluso antes de que nazcan)? ¿Cuántos padres abandonan esposa e hijos y se van con otra? ¿Cuántos hermanos se apuñalan por la espalda?

Entonces, si la sangre no es lo que más une a una familia ¿Qué es lo que realmente las une? Pues es el sentimiento verdadero de que el uno pertenece al otro. Que tu madre siempre será tu madre, que tu hermano jamás dejará de serlo y que tu padre puede vivir en otro lugar pero sigue siendo tu padre. Es el saber que, pase lo que pase, ellos estarán a tu lado, porque Dios así lo quiso.

¿Me explico mejor? Ella no es igual a los demás, porque ella es familia. No es una relación de conveniencia, el colegio terminó hace más de cuatro años. No es una emoción del momento, la vida nos lo ha resfregado en al cara. Tampoco es hipocresía, ningún hipócrita podría estar a mi lado en todo momento.

Solo hay una respuesta, solo puede ser una cosa: Amistad. Pero ¿qué es la amistad sin amor? Emoción pasajera, sin sentido. Y ¿adónde puede llegar la amistad sin la unión familiar? No más lejos de lo que llegaría una gatita en el desierto, sin saber adónde va, sin agua.

La amistad se basa en el amor y se concreta en la familia.

Y ella, ella es mi amiga.

¿Me expliqué bien?