domingo, 29 de mayo de 2011

Un sueño

Tuve un sueño que me rompió el corazón y me devolvió a la tierra a recoger pedazos. Tuve que reconstruir sus partes entre cenizas de un amor extinguido. Tuve que colocarlas de nuevo en su sitio. Tuve que cargar cicatrices que me recuerdan a ti, que no fue un error ni una equivocación, que así aprendí. Tuve un sueño que fortaleció mi corazón y me devolvió la tranquilidad que en mis días faltaba. Yo soñé con mañana, un mañana sin ti, así.

4 comentarios:

  1. Por fin me puse al día y soy la primera en comentar :) De todo se aprende, Fla. Y cuando intentas juntar pedazos que ya no encajan, y los quieres forzar... Aprendes a no hacerlo. El futuro es hermoso oye, y esas cicatrices las llegarás a ver como lindos recuerdos :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantó tú blog,te sigo por cierto:)
    ¿Me haces un favor?
    Pásate por el mío,y si te gusta,sígueme también!
    http://magidelamanecer.blogspot.com/
    Un beso:3

    ResponderEliminar
  3. Cada cosa que vivimos nos deja una enseñanza nueva. Un bello texto intenso y nostálgico. Me encantó . Un abrazo.

    ResponderEliminar